Diferencia entre una zona limpia y sucia

Diferencia entre una zona limpia y sucia

En anteriores posts, hemos visto la importancia de instaurar medidas de bioseguridad en las explotaciones ganaderas para evitar la entrada de agentes patógenos y controlar las enfermedades en los animales.

¿Sabrías definir qué es la zona limpia de una explotación ganadera? ¿Y una zona sucia?

Hoy en Agrigán vamos a clarar dos conceptos que a veces se utilizan y entienden de forma errónea.

 

  • Zona limpia: Corresponde al interior de la explotación propiamente dicho, en el cual se debe garantizar el aislamiento microbiológico del exterior y al que no podrá acceder ningún vehículo, ni personal sin ropa y/o calzado adecuados y exclusivos para esa zona. En definitiva, son las instalaciones donde se alojan los animales, por paradójico que parezca, ya que esta zona presenta cierta “suciedad” causada por la actividad ganadera en sí misma. A esta zona, no se puede entrar sin permiso en la zona de producción, es decir, todo transportista que entra en una granja debe registrarse en el libro de visitas de la explotación.

 

  • Zona sucia: Se trata del área de la explotación en la que no es posible garantizar el aislamiento del exterior. Se puede definir, por tanto, como el entorno exterior y la parte de la granja que no corresponde a las naves e instalaciones en las que se encuentran los animales: calles de acceso de entrada a las distintas naves, área de aparcamiento, fosa de purines, zona de silos, depósitos generales de agua, etc.

 

ACCESO A LA EXPLOTACIÓN

La delimitación de zona sucia y zona limpia es una barrera física, que puede marcarse con los vestuarios, ducha y la ropa especifica de la explotación.

Por ejemplo, en cuanto a los vehículos de transporte de animales:

Los vehículos, sin excepción, deben aparcar en el exterior, en la zona sucia. Se accede a la zona limpia por la puerta de entrada donde encontramos los vestuarios.

Para cada carga y descarga de cerdos, debes ponerte ropa de trabajo limpia, use botas limpias, overoles, guantes, rodilleras, etc. Asimismo, el transportista debe permanecer en la zona sucia en todo momento de la carga. Ningún equipo perteneciente al conductor puede cruzar la línea de separación o ser utilizados al interior de la granja (zona limpia).

Después de cada carga o descarga, debes colocar las botas sucias y overoles en un recipiente separado para su eliminación o lavado. El fin es no contaminar la cabina con ropa o artículos sucios.

Por lo tanto, podemos salir de la zona limpia con la ropa de trabajo al exterior, pero después, no se puede volver a entrar con la misma al interior.

 

Bioseguridad: “La estrategia de Agrigán”

 

Si tienes una explotación ganadera y eres consciente de la importancia de invertir en bioseguridad o necesitas asesoría e información sobre el asunto, en Agrigán podemos ayudarte a implantar nuestra estrategia  a través de auditorías, informes y formación que te ayudarán a maximizar la producción, bienestar de los animales y apostar por la seguridad y sanidad alimentaria de las personas.

 

 

 

LÍNEA DE BIOSEGURIDAD EN AGRIGÁN

 

En Agrigán contamos con un protocolo y una línea de productos y servicios dedicados a la desinfección por contacto de todo tipo de superficies y ambientes en una explotación ganadera:

  • Desinfección
  • Desratización
  • Desinsectación
  • Cerramientos
  • Formación
  • Aplicación

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *